Uncategorized

LA LEGÍTIMA DEFENSA EN DERECHO PENAL

QUÉ ES LA LEGÍTIMA DEFENSA

Según el artículo 32, numeral 6 de la ley 599 de 2000 (Click si quiere leerla), la legítima defensa consiste en la acción necesaria de defender un derecho propio o ajeno contra injusta agresión actual o inminente, siempre que la defensa sea proporcionada a la agresión.

Como se observa, hay cuatro elementos:

  1. La defensa NECESARIA de un derecho propio o ajeno;

NECESARIA, porque de otra forma se consuma la agresión. De un DERECHO PROPIO O AJENO. Cobija a las personas y bienes que se encuentran en nuestro entorno o alcance; o bajo nuestra custodia (Como los hijos o como los bienes que nos prestan o dejan para que cuidemos).

  1. Que la agresión sea INJUSTA;

Para que sea una LEGÍTIMA defensa, la agresión no podemos iniciarla nosotros.

  1. Que esa agresión sea ACTUAL O INMINENTE;

Si me asaltan HOY y no me defendí, pero mañana veo al asaltante y le pego, hiero o mato, no aplica la legítima defensa.

  1. Que la defensa sea PROPORCIONAL a la agresión.

Si me agreden O AMENAZAN, con una pistola, tengo el derecho a usar otra (mientras tenga el permiso). Si me agreden con un cuchillo, puedo usar cualquier cosa, incluyendo un arma de fuego; pero si la agresión es con las manos, no debo utilizar un cuchillo o ninguna otra arma.

Ahora bien, si la agresión es de un hombre contra una mujer o contra una persona con evidente inferioridad física (un niño o adolescente), el o ella puede utilizar algun tipo de arma que le permita equipararse al agresor, pero sin exceso: Es decir no debería usar un arma de fuego.

LA LEY VS LA VIDA PRÁCTICA

En la práctica las cosas son diferentes y deben medirse muy bien o resultaremos en problemas que cuestan tiempo y dinero.

El único caso medianamente claro es la acción de repeler al extraño que ingresa clandestinamente a nuestro domicilio o a la parte privada de nuestro establecimiento.

De manera que, si un ladrón entra a media noche a nuestra casa, estamos en libertad de repelerlo con medios lícitos (Armas con salvoconducto), así se use la violencia y las autoridades lo entenderán; será función de la Fiscalía demostrar que la agresión no fue una legítima defensa.

OTROS EJEMPLOS NO TAN CLAROS

No hay testigos, me agreden y me defiendo. Una patrulla de policía nos encuentra a dos peleando en la calle y a los dos nos llevaran por reñir y alterar la convivencia y el orden. Con el nuevo código, seguramente a los dos nos impondrán una sanción; y si queremos debatir esa sanción, deberemos gastar un tiempo en ese trámite.

Si nos quieren asaltar y nos defendemos, la defensa debe ser proporcional. Si nos asaltan sin armas (raponazo) y disparamos, dando en el blanco, estaremos en un problema que tocará resolver en estrados judiciales, con el agravante de que posiblemente nos envíen a una prisión.

Todo esto no quiere decir que no debamos defendernos, sólamente que deben medirse las circunstancias sin perder la calma; no dejarnos llevar por la ira y sobretodo: hacer lo posible para no dar «papaya».

DUDAS JURÍDICAS? Agende una cita por whatsapp o celular 3102224231.

www.losabogadosasesores.com

Tema: LA LEGÍTIMA DEFENSA EN DERECHO PENAL – LA LEGÍTIMA DEFENSA EN DERECHO PENAL

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Call Now Button